Información y pedidos: 900 897 996 (teléfono gratuito)

"Elige el pellet perfecto para tu casa"

La tienda del Pellet

Zibu·notícias

Noticias anteriores

2017

2016

2015

2014

2013

2012

Si me marcho, ¿paro la calefacción?

27-10-2013

¿debemos parar la calefacción cuando marchamos de casa?

Es una pregunta muy frecuente. La mitad de la población piensa que hay que parar la calefacción y la otra mitad piensa que se economiza más manteniéndola encendida. Realmente, ¿qué es lo que debemos hacer para ahorrar nuestro combustible doméstico?

Si una persona que vive sola y baja a tirar la basura se va de casa dos minutos, no hay que parar la calefacción. En cambio, si esa persona se va de vacaciones invernales durante diez días, obviamente sí que parará la calefacción. Entonces, lo más sensato sería preguntarse: ¿A partir de cuánto tiempo que no estoy en casa debería parar la calefacción?

Esta cifra depende de muchos factores, sobre todo de uno, llamado inercia térmica; y la inercia térmica, a su vez, depende de lo grande que es la casa y del tipo de calefacción. Se puede tomar como válido el valor, para calefacción a radiadores, de 1h cada 50m2, y para suelo radiante, de 2h cada 50m2.

Por ejemplo:

_ Si vivimos en un estudio de 50m2 y funciona con radiadores, el tiempo mínimo por el cual vale la pena parar la calefacción es de 1 hora.

_ Si vivimos en una casa de 200m2 y funciona con suelo radiante, el tiempo mínimo por el cual vale la pena parar la calefacción es de 8 horas.

Para aquellos que piensen que más vale no parar completamente la calefacción, les hago el siguiente razonamiento:

Es necesario considerar que cualquier casa tiene pérdidas de calor, y las casas viejas aún tienen más. Esas pérdidas de calor, las debe contrarrestar nuestra calefacción. ¿Qué sentido tiene mantener una casa caliente horas y horas si no hay nadie en ella? Es mucho mejor parar la calefacción y prever cuándo vamos a llegar a casa, y después programar nuestro termostato para que se ponga en marcha un poco antes de nuestra llegada. Y si cuando llegamos, notamos que hace frío, avanzamos unos minutos la puesta en marcha para el próximo día o nos ponemos un jersey, y de paso ahorramos unos euros, que siempre vienen bien.