Información y pedidos: 900 897 996 (teléfono gratuito)

"Elige el pellet perfecto para tu casa"

La tienda del Pellet

Zibu·notícias

Noticias anteriores

2017

2016

2015

2014

2013

2012

Almacenamiento del biocombustible

31-12-2013

 Almacenamiento del pellet

El lugar de almacenamiento debe cumplir una serie de premisas para prevenir el deterioro del combustible o un posible accidente. Esto lo describe estupendamente el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios). Hay que tener en cuenta que sólo es obligatorio para instalaciones con potencias superiores a 70kW, y recomendable para el resto de casos.

Ausencia de humedad: Las paredes, el suelo y el techo del almacenamiento no deben permitir infiltraciones de humedad. Es recomendable que el local esté algo ventilado.

Instalaciones eléctricas: Las instalaciones eléctricas dentro del almacén no están permitidas. Es más, cuando irremediablemente deban haber instalaciones, el tornillo sinfín, tubos de descarga pneumática así como cualquier otro accesorio deberán estar conectados a la puesta tierra eléctrica.

Vaciado del sistema de almacenamiento: Se debe prever un procedimiento de vaciado del sistema de almacenamiento en caso de que sea necesario.

Capacidad mínima: La capacidad mínima de almacenamiento de biocombustibles sólidos recomendada es la suficiente para cubrir el consumo de dos semanas. En Zibusca discrepamos en este sentido, y apostamos por la practicidad y sostenibilidad: así, la capacidad mínima que aconsejamos es la suficiente para cubrir el consumo de un año. Teniendo en cuenta una vivienda de 100 m2, éstas serían las cantidades: 

Pellet: alrededor de 2.500 Kg (7 m3)

Astilla: alrededor de 3.000 Kg (10 m3)

Leña: alrededor de 3.500 Kg (8 m3)

Protección contra incendios: El almacenamiento y la caldera deben encontrarse situados en locales distintos. Las aperturas para el transporte desde el almacenamiento hasta los generadores de calor deben estar dotadas de elementos para evitar la propagación de incendios de unos al otro. En locales existentes en los que no pueda hacerse esta separacion, el depósito de almacenamiento estará situado a una distancia de la caldera superior a 70 cm, y deberá haber una pared con resistencia ante el fuego de acuerdo con la reglamentación vigente.

Resistencia a la presión del combustible: Hay que considerar que tanto el pellet como la astilla se comportan de manera similar a un fluido. Por lo tanto, existe una presión contra las paredes y las puertas del almacén. Éstas deben ser capaces de soportar la presión del biocombustible.

Mantenimiento del tornillo sinfín: Una vez al año se debe limpiar el polvo acumulado y engrasar los cojinetes del tornillo sinfín.